“Cárcel para toda la vida, eso sería una condena ejemplar de la justicia”, las palabras de Fernando Burlando para los asesinos de Fernando Báez Sosa

Actualidad 06 de febrero de 2023 Redacción Primicia 24 Redacción Primicia 24
FER
Fernando Burlando fue querellante por la familia en la causa por el asesinato de Fernando Báez Sosa

El prestigioso abogado Fernando Burlando, querellante por la familia en la causa del asesinato de Fernando Báez Sosa afirmó que “una condena ejemplar sería que los asesinos estén en la cárcel toda la vida

El pedido del abogado, que defendió durante todo el proceso a los padres del chico asesinado por los rugbiers, lamentablemente tal como indica la ley hoy, difícilmente se logré plasmar en la realidad, ya que el tiempo máximo que pasa en prisión un condenado –a pesar de tener condena perpetua- no supera los 35 años. Burlando, quien afirmó que tiene vocación de involucrarse políticamente en las elecciones de octubre como candidato a Gobernador por la provincia de Buenos Aires, tiene entre sus principales objetivos de gestión, la justicia y su buen funcionamiento.



Los principales alegatos de Fernando Burlando durante el juicio

El primero en tomar la palabra ante el Tribunal Oral en lo Criminal N°1 de Dolores fue él. Señaló que el crimen fue premeditado y que los acusados tuvieron una participación en él. Luego explicó en cuatro partes cómo ocurrieron los hechos. El principio del problema fue dentro del local, cuando Thomsen realizó una seña de degüello como resultado de un empujón por la falta de espacio. Después, Fernando intentó separarlos y sucedió una discusión acompañada de un forcejeo y la rasgadura de su camisa. Pertossi y Benicelli también se involucraron. Finalmente, los imputados fueron expulsados; Thomsen insinuó que el chico estaba muerto.

El abogado continuó y argumento que entonces se desencadenó el segundo acto, que consistió en un supuesto plan para agredir a la víctima. Los acusados salieron a la acera de Le Brique a las 4.32, cruzaron a las 4.37 para acechar a Fernando por la espalda y planear el crimen. Según Burlando, el tercer paso fue el ataque, en el que los imputados se aprovecharon de la zona despejada. A los gritos, rodearon a Fernando y lo golpearon en la nuca. Esta violenta carnicería duró unos 50 segundos, y concluyó con la orden de Ayrton Viollaz: “Es ahora”. El cuarto y último episodio fue la huída de los rugbiers. Alejandro ‘Chiqui’ Muñoz comentó que uno de los acusados avisó que estaba llegando la policía, lo que provocó su salida del lugar. En el camino la policía los interceptó aunque acabaron convenciendo a los agentes de que no eran los que buscaban. Ciro Pertossi tenía la sangre de Fernando en sus nudillos, lo que fue una actitud de evasión. Por último, Burlando explicó que la coordinación de los acusados permitió alcanzar el resultado de la muerte de Fernando.

Burlando relató que una vez terminada la agresión, los acusados se dirigieron a la residencia en la que se alojaban, se cambiaron la ropa y se tomaron fotografías con una actitud que indicaba que "todo estaba bien". Indicó, además, que en los teléfonos de los detenidos, se intercambiaban mensajes donde se decía "Caducó" y "de esto no se cuenta nada a nadie".


Te puede interesar