La macabra confesión de Marcela Acuña: “Yo lo cubrí y salió todo mal”

La esposa de Emerenciano Sena, volvió al centro de la escena y en una carta cargada de cinismo aseguró que encubrió al piquetero y dirigente social “por amor”

Actualidad 20 de julio de 2023 Redacción Primicia 24 Redacción Primicia 24
Marcela Acuña
Marcela Acuña

Marcela Acuña, acusada como coautora del homicidio de Cecilia Strzyzowski, le envió una carta a su esposo, Emerenciano Sena, marcando un inesperado giro en este macabro caso. En el escrito, la imputada afirma enfáticamente que el dirigente social no está involucrado en el crimen de su nuera. La carta, fechada el 14 de julio pasado, fue obtenida por Primicia 24 y ya forma parte del expediente judicial. Abarcando una carilla y media, el contenido es central para el desarrollo de la investigación.

Osmar Quintín GómezSe entregó el funcionario de Capitanich acusado de abuso sexual

En este mensaje cargado de cinismo, Acuña cuenta su profundo pesar por haber encubierto a César, su hijo, y se muestra devastada ante la idea de haber fallado a su esposo. Las palabras de angustia y desesperación quedan reflejadas al afirmar: "Si no salís, no sé qué va a pasar conmigo". Además, reitera la acusación hacia su hijo por el asesinato de Cecilia Strzyzowski, lo que agrega complejidad y gravedad al caso. En un gesto de amor y arrepentimiento, Marcela Acuña reafirma su cariño hacia Emerenciano Sena y le pide disculpas por no haberle revelado el encubrimiento del femicidio. Dentro de la carta, también sugiere que él tome "valeriana" para calmarse y le alienta a practicar la redacción de textos para mejorar su ortografía. La carta ha generado un fuerte impacto en la opinión pública, suscitando nuevos interrogantes y debates en torno al caso. La justicia, en tanto, deberá evaluar este importante testimonio dentro del contexto de la investigación y en busca de la verdad sobre la trágica muerte de Cecilia Strzyzowski.

Delta CenterDelta Center: la estafa que terminará con otra ola de allanamientos en Nordelta

Este dramático acontecimiento sigue siendo el centro de atención de todos los sectores de la sociedad, y la comunidad espera ansiosamente que se esclarezcan los hechos y que se haga justicia en memoria de la víctima. El proceso judicial avanza y se espera que arroje luz sobre esta dolorosa situación, brindando respuestas y una resolución adecuada para todos los involucrados. Al igual que en sus otros escritos, la imputada como coautora del femicidio de su nuera de 28 años, se victimiza y apunta contra el fiscal Jorge Cáceres Olivera. “El fiscal me hostiga y me saca horas y días de visita. No puedo salir al patio. Me baño con agua fría, todo es parte del hostigamiento. Pero me la banco, escribo, hago actas que hago firmar a los oficiales y voy juntando. Algún día las haré públicas”, sostiene. A diferencia de las anteriores, la nueva carta de Marcela Acuña está escrita en una hoja lisa y arranca así: “Te quiero mucho Emerenciano, te pido que tengas la valentía de siempre, la que enseñaste y que hoy me mantiene firme en mis convicciones y en el amor. ¿Sabés? Me siento muy triste, pienso en César, en todo lo que estará pasando y sufro mucho, pero dejo en manos de Dios y la Virgen, que me lo cuiden hasta que pueda salir de aquí”.

Clima en MiamiMiami: las siete maravillas de la ciudad que lo tiene todo

Y sigue: “Si salís antes no lo abandones, está muy solo y tengo miedo que atente contra su vida. Solo quiero decirte que todos los días los tomes como una victoria contra la muerte, sonreí, reza, soñá, movete, y aliméntate, tu pastilla tomala con la comida, con la cena, no antes ni después. Mandé a Caro a buscarte valeriana, es buena para tranquilizarte, digestiva y relajante, no abuses. Tomá antes de dormir, después de la cena o almuerzo”.

Perfil Cesar Sena

En la carta, Acuña le cuenta a Sena que se levantó “mareada”, pero que no quiere decir nada para evitar que la lleven al hospital y la paseen “como una delincuente”. Luego, le explica que si sigue en pie es gracias a él. “Sos mi horizonte, te quiero en libertad, aunque yo no salga, vos sos mi líder, nunca te lo dije pero, bueno, siempre fue así. Siento que te fallé por cubrir a César y no puedo vivir con eso, si no salís no sé qué va a pasar conmigo. Mi fuerza sos vos y ayudar a mi hijo”, asegura.

Estafa Mariano PicoQuien es quien en la banda de extorsionadores de Nordelta

“Aquí estoy más o menos, el fiscal me hostiga y usa a los policías, me hace lo de César, me saca horas y días de visita, no puedo salir al patio, uso restringido el celular, no me permiten tener silletas, me sacaron cordones de mis buzos. Llamo diez veces para ir al baño, no me dejan entrar el MP3 con auriculares que tiene música, es apropósito para que escuche gritos toda la noche. Me baño con agua fría, todo es parte del hostigamiento. Pero me la banco, escribo, hago actas que hago firmar a los oficiales y voy juntando. Algún día las haré públicas” (sic), narra.

 “Solo puedo verlas a Caro y Patri y a veces a Paula, nadie va a verlo a César, le pedí a mi abogada y a Osuna: ¡es mi hijo! Vos sabés lo que significa César para mí, sabés de los afectos, tenés la bendición de tus otros hijos que te visitan y te quieren mucho y eso es valorable. Te da fuerza y vos vas a salir adelante. Yo no tengo a nadie y mi hijo está preso, el único que tengo y amo. ¿Sabés cómo duele? Hasta he llegado a pensar que si le pasa algo yo me voy con él. Ya no me quedará nada, como cuando lo perdí a Eneas”, sigue el texto.

Hacia el final, le pide que no se rinda y le desea la pronta libertad. “Esto no es el final, es el nuevo comienzo. No bajes los brazos, no te rindas. No duermas la siesta, así dormís de noche. Escribí, copiá, así mejorás tu ortografía. Ojalá pronto llegue tu libertad, la merecés. Yo no. Yo lo cubrí a César, lo protegí, te oculté para no involucrarte y salió todo mal. Mucha gente inocente está presa, empezando por vos. Esa carga también me mata por encubrir a mi hijo”.

“Quizás Dios me escuche y me bendiga o bien me haga ver la realidad. Dejo todo en manos de él. Hoy la prioridad es tu libertad. Te amo mucho, mucho“, cierra.

No es la primera vez que la dirigente piquetera acusa a su hijo por el femicidio de Cecilia. Lo hizo el lunes 3 de julio en un texto que se conoció luego de que fuera distribuido por Patricia, su hermana. En ese momento dijo: “¿Por qué, si fue César (mi hijo) responsable, nos incriminan a nosotros? Creo que por muchos motivos, principalmente, la grieta que vivimos como patria, nosotros somos parte de una generación nueva junto a Emerenciano”.

Luego, volvió a hacerlo y con más fuerza en dos cartas que se conocieron tres días más tarde, el jueves 6. Allí aseguró: “Mi hijo fue el responsable, no nosotros”. Ahora, la dirigente piquetera dice haber encubierto a su hijo y no merecer la libertad.