Fentanilo negro: el nuevo derivado que pone en jaque a la humanidad

En Estados Unidos, existe una crisis de salud pública derivada de la producción, tráfico y distribución de un narcótico que se presenta en diversas formas

Narcotráfico 31 de julio de 2023 Jose Ferras Jose Ferras
Fentanilo Negro
Fentanilo Negro (AP Foto/Jae C. Hong)

Las autoridades del estado de Chihuahua están en alerta debido al aumento del consumo de fentanilo negro en Ciudad Juárez. Esta forma particular del poderoso opioide sintético ha desencadenado una crisis de salud pública en Estados Unidos. El comisionado de Adicciones del Estado de Chihuahua, Javier González Herrera, informó a los medios de comunicación locales que se ha registrado una variedad de clasificaciones o tipos de fentanilo. Sin embargo, la producción y el consumo de esta sustancia se han expandido rápidamente, lo que ha llevado a la necesidad de incautar muestras para su análisis en laboratorio.

Mosca y PellegrinoCómo opera la peligrosa banda de extorsionadores de Nordelta

Según explicó el funcionario estatal, estas incautaciones permiten determinar la potencia o intensidad con la que el fentanilo negro afecta al organismo, así como sus similitudes o diferencias con las píldoras de color azul o las arcoíris, que también se han encontrado en cargamentos asegurados en la zona fronteriza entre México y Estados Unidos. La falta de información sobre su composición, a pesar de haber sido producida hace unos meses, ha generado preocupación entre las autoridades mexicanas y estadounidenses debido a los recientes decomisos realizados en ambos lados de la frontera. Según informes de Focus per la Cultura della Sicurezza, el Secretario de Seguridad Pública Municipal de Juárez, César Omar Muñoz Morales, reveló que el personal de su dependencia recibió entrenamiento de agencias estadounidenses para detectar el opioide sintético de color negro, el cual se cree que es aún más poderoso que el azul.

Tareck El AissamiTareck El Aissami: entre los principales fugitivos de la ICE

Desde hace varios meses se ha confirmado que los cárteles suelen mezclar el fentanilo con otras drogas para aumentar su efecto, una práctica que también se refleja en el cambio de color del opioide sintético. A partir de 2017, la Agencia para el Control de Drogas (DEA, por sus siglas en inglés) ha identificado múltiples formas de fentanilo en diferentes regiones de Estados Unidos, entre las cuales se encuentra la conocida como "muerte gris" o "gray death". La apariencia del opioide sintético ha sido relacionada con el fentanilo negro identificado en Ciudad Juárez. Sin embargo, la composición de la nueva variante será determinada mediante análisis de laboratorio.

Qué es la muerte gris

Según la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos, la "muerte gris" se define como una combinación de drogas ilegales, principalmente opioides sintéticos y otros narcóticos sintéticos. Los componentes psicoactivos como la heroína o el fentanilo son comúnmente encontrados en cócteles de drogas. A veces se combinan con otras sustancias como la cocaína, las anfetaminas y otras drogas sintéticas, según el artículo de la Biblioteca Nacional de Medicina de Estados Unidos. Debido a estos componentes, la mezcla se asemeja a un polvo de concreto o pequeñas rocas en apariencia. Puede ser inyectada intravenosamente, procesada en un polvo fino para inhalarse por vía nasal, fumada o consumida oralmente en forma de tabletas. El Instituto Nacional sobre el Abuso de Drogas señala que la "muerte gris" no es una sola droga, sino una mezcla de varios opiáceos muy potentes. En general, incluye opioides altamente adictivos como la heroína, el fentanilo y el U-47700. Por lo tanto, incluso dosis bajas pueden resultar fatales.

Ovidio Guzman, hijo del Chapo GuzmanLa DEA junto a la Marina desmanteló un laboratorio de Los Chapitos

Entre los efectos adversos que la "muerte gris" puede causar se destacan la confusión, dificultad para moverse, cansancio, temblores, pérdida del equilibrio, convulsiones, falta de claridad mental, vómitos y náuseas, contracción de la pupila, espasmos o convulsiones generalizadas e hipoventilación. Los síntomas de una sobredosis incluyen palidez o sudoración facial, debilidad corporal, gemidos, labios morados o azulados, respiración superficial, pulso irregular y dificultad para hablar.


Lo más visto