Trader descuartizado: investigan más de 35 móviles diferentes

El joven había recibido más de 200 amenazas de muerte, debía cientos de miles de dólares y lo acusaban de numerosas estafas con autos y criptomonedas

Actualidad 07 de agosto de 2023 Redacción Primicia 24 Redacción Primicia 24
Fernando Perez Algaba
Fernando Perez Algaba

El enigma persiste en torno al asesinato del empresario Fernando Pérez Algaba, cuyo cuerpo descuartizado fue encontrado en Ingeniero Budge. El individuo había sido destinatario de más de 200 amenazas de muerte, enfrentaba deudas de considerable cuantía y estaba bajo acusación por diversas estafas. Dentro de este contexto, los investigadores están explorando al menos 36 posibles motivos para el crimen, la mayoría de ellos relacionados con asuntos financieros. Paralelamente, la única persona bajo custodia en relación con el caso es una mujer transgénero sin hogar, quien en algún momento había estado en posesión del equipaje donde se encontraron los restos de la víctima. Aunque existen pistas que señalan hacia ciertos individuos, aún carecen de pruebas sólidas que permitan realizar más detenciones.

Cuáles son las principales hipótesis por el crimen del trader descuartizado

El abogado que representa a la familia de la víctima, Sebastián Queijeiro, ha compartido que el fiscal Marcelo Domínguez, a cargo de la investigación, está considerando al menos 36 teorías distintas acerca de los motivos detrás del crimen. Recientemente, se logró crear una réplica virtual de uno de los teléfonos celulares de Pérez Algaba, a pesar de que el dispositivo original nunca se encontró.

Mediante el empleo de tecnología avanzada, los expertos de la Policía bonaerense consiguieron generar una copia de los datos almacenados en la nube del teléfono que el empresario usaba en Argentina. Este avance permitirá el análisis de los mensajes con el objetivo de determinar quiénes fueron las últimas personas en comunicarse con él el 18 de junio, fecha en la que fue visto por última vez.

Las estafas piramidales que terminaron malEl peligroso mundo del “trading” piramidal: de Pérez Algaba a Joaquín Domínguez

La investigación ha establecido que la última señal registrada por dicho teléfono provino de una antena en General Rodríguez, aproximadamente a las 18 horas, según informó la agencia Télam.

Las fuentes han indicado que los investigadores ahora se dedicarán a examinar el contenido de algunos teléfonos celulares incautados en el caso, así como su relación con las antenas en los días previos y posteriores al crimen. Entre estos dispositivos se encuentran los iPhones pertenecientes a las dos últimas personas que estuvieron con Pérez Algaba con vida: su antiguo socio Maximiliano Pilepich y su ex empleado y amigo Nahuel Vargas.

Los teléfonos bajo escrutinio son un iPhone 8 Plus de color negro perteneciente a Vargas y otros dos iPhones de propiedad de Pilepich. Este último proporcionó las contraseñas de manera voluntaria, de acuerdo con las fuentes.

Tanto Pilepich como Vargas han testimoniado en calidad de testigos en la investigación. Ambos afirmaron haberse encontrado con el empresario durante la tarde del 18 de junio en el terreno "El Renacer" en General Rodríguez, un área de parcelas en venta gestionada por Pilepich. Tras entregarle $60,000 dólares, se retiraron.

Fernando Perez Algaba“Me promete la muerte”, le advirtió Pérez Algaba a sus amigos en un escrito

Por su parte, Pérez Algaba se quedó solo en el lugar, esperando a alguien que lo recogiera. De acuerdo con los testimonios, esa fue la última vez que fue visto.

En relación a este terreno, los peritos recolectaron varias evidencias el 31 de julio pasado, entre ellas rastros similares a sangre, huellas y cabellos. Estas pruebas han sido enviadas para su análisis con el propósito de determinar si están vinculadas con Pérez Algaba. Lo mismo ocurre con las pruebas recolectadas en la camioneta Range Rover que la víctima utilizó en sus últimos días, facilitada en préstamo por Pilepich.

La pista de la barra de Boca que cada vez tiene menos fuerza

Además de analizar los registros de actividad y comunicación de las dos últimas personas que interactuaron con "Lechuga" antes de su desaparición, los investigadores continúan enfocándose en las tensiones originadas por cuestiones financieras, las cuales desencadenaron amenazas de muerte dirigidas al empresario. Es importante destacar que Pérez Algaba se movía armado, habiendo confiscado una pistola tanto de Pilepich como de una amiga gestora, como medida de precaución debido a sus inquietudes por su propia seguridad.

Perez AlgabaLa millonaria deuda que tenía el empresario descuartizado

Dentro de los individuos señalados como autores de estas intimidaciones, se encuentra Gustavo Iglesias, un barrabrava de Boca Juniors. Iglesias había estado exigiendo el reembolso de miles de dólares que tanto él como su hijo Nazareno habían prestado en múltiples ocasiones a "Lechuga". Algunas de las grabaciones que contienen mensajes intimidatorios, que han sido incorporadas oficialmente a la investigación, presentan a Iglesias advirtiendo a Fernando que su deuda debería ser saldada o enfrentaría consecuencias graves, incluyendo amenazas de violencia física, como la mención de "cortarle las manos" en uno de los audios.

"Yo no te voy a matar, te voy a hacer algo peor, te voy a sacar los ojos y cortar las manos para que no puedas contar más en tu vida plata, juro por mis hijos que no tengo ningún problema por ir preso", dice una de las amenazas grabadas de parte del barra de Boca. No obstante, tras salir a la luz estas grabaciones, padre e hijo Iglesias se presentaron espontáneamente ante la Justicia para declarar como testigos, dar explicaciones y deslindarse del homicidio.

Iglesia Universal de La PlataLa Iglesia Universal de La Plata y su vinculación con una millonaria estafa piramidal

Muerte de Fernando Pérez Algaba: los otros implicados

Otra de las personas que aparece en los audios intimidatorios es Adrián Tesei, a quien las fuentes describieron como un "facilitador de negocios" a través de internet conocido de la víctima.

"¿Sabés qué pasa? que el tema es el siguiente macho: me dijiste 'está tu plata', te llamo al otro día para ir a buscarla y mi plata no está, a ver si me entendés; Adri Tesei hay uno solo pero conviven en él dos dioses: el dios bueno y el dios malo... no me saques el Dios bueno la concha de tu madre, porque me queda el Dios malo y hace daño", dice en uno de los mensajes

"No te estoy amenazando, te estoy diciendo que te voy a arrancar la cabeza, la plata es mía y con la mía no se juega", se escucha decir a esa persona", agrega. Al declarar el 28 de este mes ante la Justicia, Tesei aseguró que ese mensaje fue grabado por él mismo hace unos dos años "como un acting" o "una gracia" y que "no tuvo destinatario alguno".

Cómo sigue la causa que investiga el asesinato

A pesar de las amenazas detectadas contra la víctima, por el momento la Justicia no dispuso el arresto de ninguna de las personas señaladas y sólo mantiene detenida a Alma Nicol Chamorro, la mujer trans acusada de ser "partícipe secundaria" del crimen tras ser señalada por sus familiares como la dueña de la valija donde se encontraron partes del cuerpo.

Días atrás, el juez de Garantías 4 de Lomas de Zamora, Sebastián Monelos, rechazó un pedido de la defensa oficial de la mujer para ser excarcelación por cuestiones de salud. Ahora, con un nuevo defensor particular, se aguarda que la detenida pida ampliar su indagatoria y declarar para intentar desvincularse del expediente. La desaparición del empresario fue denunciada por la dueña del departamento que éste le había alquilado en Ituzaingó entre el 12 y 19 de julio último, quien al no tener noticias suyas y no recibir respuesta a sus mensajes, decidió acudir a la Policía. Los voceros dijeron que de la autopsia realizada al cuerpo surgió que Pérez Algaba fue ejecutado de dos disparos por la espalda y que fue descuartizado tras su muerte.