Los pronósticos del “superministro” Sergio Massa para 2023: entre bajar la inflación y las dudas sobre su posible candidatura

Economía 20 de diciembre de 2022 Pablo Damiani
Massa pronosticos
El Ministro de Economía logró estabilizar la macroeconomía gracias a su peso político y su visión de largo plazo.

Los que conocen a Sergio Massa están convencidos de que piensa las 24 horas en politica. Lo explican de esta forma: el ministro de Economía, durante su carrera, ha centrado sus esfuerzos en logros concretos, tanto en ANSES como en la intendencia de Tigre

Actualmente, el objetivo principal del balance 2022 de Massa es controlar la inflación. Por ello, controla detalladamente los indicadores económicos y está convencido de que el índice de precios al consumidor de diciembre será similar al de noviembre (4,9 por ciento). 

A pesar de que él mismo dice que no será candidato por razones personales y políticas, los que están cerca de él afirman que no se tomará una decisión definitiva hasta abril o mayo. Esto debido a que él es quien más tiene que perder si la coalición no obtiene éxito. Por esta razón, está empeñado en recomponer la unidad. 


Sergio massa (14)


Puede parecer inusual, sin embargo la variación de los precios es la que, según Massa, determina si el Frente de Todos es o no competitivo para las elecciones presidenciales del 2023. Aunque hasta ahora no se ha creado una agenda política del FDT, sí hay una interacción entre el kirchnerismo/cristinismo y Massa. 

Por ejemplo, hay encuentros quincenales entre los equipos del ministro y el gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof; y frecuentes pláticas con el diputado Máximo Kirchner. Durante esas reuniones, los precios y cómo recuperar ingresos son los asuntos principales, y es lo que Massa cree que aún falta, la idea de que el poder adquisitivo pueda vencer a la inflación, que según su observación, seguirá bajando.

En el Ministerio de Economía estiman que desde julio, cuando Martín Guzmán dejó su cargo, el Frente de Todos logró establecer relaciones políticas. Esto permitió, según los allegados a Massa, comenzar un programa de equilibrio económico con una orientación política. 


 Sergio massa (18)

Al mismo tiempo, otro elemento que el ministro considera importante es la conexión entre Hacienda, la AFIP, Aduanas, las secretarías de Industria y Agricultura. Para los que se aferran a los principios, el uso de presiones a sectores económicos no está permitido. Mientras tanto, para Massa hay una aproximación global que le permite, con todos los organismos trabajando juntos, "forzar" a empresas que solicitan dólares para importar o vigilar la actuación de la Justicia con restricciones a la importación. Estos son algunos ejemplos de cómo el poder opera cuando todos los factores están alineados.

El ministro logró recuperar el poder político al ordenar el nexo con el campo. Esto se logró mejorando el escenario micro y macroeconómico, según afirman los conocedores de la situación. La clave, en opinión de Massa, es aislar a la Mesa de Enlace cuando se nieguen a negociar y seguir adelante con las cámaras agroindustriales. La solución fue el dólar soja, el cual permitió la obtención de divisas fuertes para el Banco Central, aunque esto significó una cesión a un campo especulativo de 230 pesos por dólar.


Sergio massa (6)

Bajó la inercia inflacionaria

El Ministerio de Economía afirma que la desaceleración de la inflación del 7,4 por ciento en julio al 4,9 actual es la meta principal del programa de estabilización. Aunque diciembre suele ser un mes de altos precios, se espera que el Índice de Precios al Consumidor (IPC) en diciembre no se desvíe demasiado del nivel de noviembre. El acuerdo de no aumentar el precio de los productos más de 4 puntos mensuales ha contribuido a la desaceleración de la inflación, una tasa de aumento que antes se encontraba entre 6 y 7 por ciento. 

El sector privado también estima que diciembre será similar a noviembre, pero prestan atención al aumento de precios una vez que los precios congelados en Precios Justos lleguen a su fin en marzo del próximo año. El Gobierno cree que los acuerdos de precios durarán tanto como sea necesario, especialmente en un año electoral como el 2023.